lunes, 15 de agosto de 2016

La caja de la honestidad

Para reflexionar.

En mis vacaciones tuve la oportunidad de conocer una maravillosa isla llamada Guernsey y su ciudad Saint Peter, no solo rica en historia, también bella por sus hermosos paisajes. 

Durante el recorrido me llamó la atención que las casas no tenían rejas ni muros, pero lo que más me sorprendió fue que en los jardines de la entrada de algunas  casas había una especie de repisas de madera construidas por ellos mismos el guia nos dijo que se trata de “Honesty Box”, al principio no entendía de que se trataba, hasta que el guía nos explicó que “The Honesty Box” consiste en que los niños dejan en la repisa algún juguete que ya no usan y lo ponen en venta, cualquier persona interesada puede comprarlo simplemente tomando el producto y dejando el dinero en la caja, y de esta manera los niños aprenden el valor de la honestidad.

Continuando con nuestro recorrido entramos a una tienda rústica donde encontramos diferentes productos lácteos de la Región, cuando nos dispusimos a comprar algunos de los productos, me acerqué a preguntar dónde podía cancelarlo, pero grande fue mi sorpresa al escuchar la respuesta del encargado, el cual me dijo lo siguiente: “seleccione lo que desee comprar, revise el precio en la etiqueta de cada producto, deposite el dinero en la caja y si necesita vuelto, simplemente tómelo”. Esta persona en ningún momento se mostró desconfiada, y por supuesto haciendo gala de que los peruanos tenemos los mismos valores, procedimos a realizar la compra.


Realmente una linda experiencia que no podía dejar de compartir. Que maravilloso es enseñarles a los niños la importancia de los valores.

Dr. Jorge Luna Anteparra
Fundador de la Corporación Skinner
www.skinner.edu.pe
www.centro.skinner.edu.pe

1 comentario:

  1. Excelente experiencia Jorge, siempre hay que insistir con los niños para que identifiquen, practiquen y aprendan valores. Un abrazo.
    Maritza.

    ResponderEliminar