viernes, 23 de octubre de 2015

Tips para fortalecer la autoestima de nuestros hijos

Los padres saben que la Autoestima puede ser un sentimiento fugaz. A veces nos sentimos bien con nosotros mismos y a veces no.

Saber enfrentarse a dificultades del entorno, siendo tolerante y asertivo, implica un óptimo nivel de adaptación al medio, lo cual se verá reflejado en nuestra autoestima.

Para ello, debemos asegurarnos de que nuestros niños perciban respeto y orgullo por sí mismos, que confíen en su habilidad para enfrentar con autonomía los retos de la vida.

Dicho concepto “proviene de sentir que uno es aceptado, que es capaz y de saber que nuestras contribuciones son valiosas y valen la pena”, menciona Jane Nelsen – coautora de Positive Discipline.

Existe tres percepciones positivas o negativas de la autoestima, con respecto a:
1. La imagen de sí mismo en comparación con otros
2. La imagen de sí mismo, que percibe que otros tienen de él o ella
3. La imagen de cómo desearía ser en el futuro

Sugerencias para fortalecer su Autoestima:
  • Ser un modelo positivo para tu hijo. Hacer comentarios reconfortantes hacia uno y hacia otros hará que él repita dichas frases hacia sí mismo en el futuro.
  • Aliéntalo a sobresalir, a identificar sus aspectos positivos y felicítalo por ello.
  • Dedica tiempo exclusivo para compartir con tu hijo. Involúcrate en su actividad. Esto ayudará a reforzar la sensación de que “él es valioso”. Por ejemplo, cuando se dirige a hablar contigo, deja de lado la televisión o celular para conversar.
  • Establecer límites, siendo consistentes con las reglas. Es necesario establecerlas  de manera clara y precisa, sabiendo que algunas no se podrán cambiar, a pesar de que éstas no nos agraden. Ello nos ayudará a respetar las normas brindadas por diversas instituciones, logrando una mejor adaptación social.
  • Anima a tu hijo a enfrentarse a nuevas situaciones. Por ejemplo, participar de una actividad con personas nuevas, probar comida diferente, llevarlos a distintas fiestas.
  • Fomentar una mayor tolerancia a la frustración, sin sobreprotección. Procura no “rescatarlo” si muestra frustración al usar un juego nuevo. Si intervienes diciéndole: ”deja que yo lo haga”, podrías generar dependencia y dañar su autoestima. Su autoestima aumentará cuando exista un equilibrio entre tu necesidad de protegerlo con su necesidad de abordar nuevas tareas.
  • Enseñarle a aprender de sus errores, sin llamarle la atención delante de otras personas, evitando realizar comparaciones.
  

  Dpto. de Psicología
  Colegio Skinner
  www.skinner.edu.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario